Ilustración: "The African Baobab" (Finding Out Magazine)



SOBRE ESTE BLOG

Este espacio contiene textos de autores que han tenido para mí un impacto muy profundo, se trata de escritores que a mi juicio no escriben simplemente sino que logran hacer de la palabra un instrumento poderoso de transformación, por lo menos en mí estos fragmentos han tenido este mágico y misterioso efecto.




sábado, 6 de noviembre de 2010

Árbol




«Felices o desgraciados, los acontecimientos extraordinarios no cambian el alma de un hombre, sino que la precisan, como un golpe de viento que se lleva las hojas muertas y deja al desnudo la forma de un árbol».

IRÈNE NÉMIROVSKY

18 comentarios:

El Ser Bohemio dijo...

Muy buen texto. Creop que no nos cambia pero a la vez de djarnos al desnudo. No hace más fuertes. Todo lo que no te mata te fortalece. besos y buen comienzo de semana.

http://el-ser-bohemio.blogspot.com
http://mi-adn.blogspot.com

Cecilia dijo...

Gracias, igualmente para vos!

david quintana pantoja dijo...

Me voy a quedar por aquí. Me interesa lo que tengas que contar.

De paso me agrego.

Un abrazo.

Y por cierto, buena entrada.

Marta, Simplemente Marta... dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Cecilia, pero creo que también debe existir predisposición en el hombre para aprovechar ese aprendizaje que le puede ofrecer ese cambio radical... Hay muchas personas cuyas vidas han cambiado radicalmente y, con el paso del tiempo, han conseguido volver a hacer de ellas las mismas vidas que tenían... Luego siempre está en nuestras manos el querer agarrar esa nueva oportunidad que nos ofrece la vida o dejarla pasar... Porque si la aceptamos, realmente nuestro caudal de experiencias y de sabiduría se verá significativamente incrementado...

Un beso y una flor!

Cecilia dijo...

Gracias David, luego daré una vuelta por tus blogs. Un abrazo!

Cecilia dijo...

Claro Marta, estoy de acuerdo con lo que decís, las experiencias pueden ser muy enriquecedoras si las sabamos aprovechar. Saludos para vos!

"ACAPU" dijo...

Vaya, precisamente es día de viento por estos mares mediterráneos. Muy buena reflexión. También me parecen muy acertadas las palabras de Marta.

Un abrazo.

Cecilia dijo...

Hola Acapu. Con ésto de los vientos me hiciste acordar que las tormentas hacen que los árboles tengan raíces más profundas... Un abrazo.

Rayén dijo...

Interesante reflexión.Es como tocar fondo, pensar y luego decidirse por una opción.

En mi rinconcito te espera el Premio Sol Brillante por tu creatividad y compañía.

Besos de colores para ti.!!

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
CECILIA

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE


ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

Patty dijo...

Me gusta tu blog!!! me dare mis vueltas seguido un beso y abrazo.

Cecilia dijo...

Gracias Patty! Y yo voy a darme una vuelta por el tuyo, el título ya me parece interesante... Saludos,

WWW.LEYCOSMICA.ORG dijo...

WWW.LEYCOSMICA.ORG

Quiero felicitar al autor de este blog, siempre es bueno saber que existen personas con ganas de difundir estas enseñanzas. Espero que visites nuestra comunidad en LeyCosmica.org y compartas tus conocimientos de viajes astrales, nueva era y OVNI en nuestros foros y blogs, espero que nos veamos en el chat.

Un saludo a todos.

Cecilia dijo...

Gracias por el comentario y la invitación!

J. Marcos B. dijo...

Cada acontecimiento contiene un ángel que se inclina y nos susurra: crece, crece...

Me inspire de la hierba del campo que tan bien crece por aquí :)

Un abrazen amiga

Cecilia dijo...

Muy buena síntesis amigo. Un abrazo!

Jose Joel Rios dijo...

perfecta analogía Cecilia. Un abrazo en estos feriados.

Cecilia dijo...

Gracias José. Un abrazo!